Relatos eróticos, Relatos porno, Relatos XXX gratis

Una madre descubre que su hijo y una amigo se ha masturbado encima de ella, y no parara hasta follárselo.

Hola me llamo Carmen, tengo 52 años, soy morena y muy caliente. Todo el mundo me dice que me conservo muy bien y que soy una mujer muy sexy. Si pudiera os pondría una foto, pero creo que no se puede.

Mido 1.60, mi culo tiene los kilos justos, pero sin estar gordo y mis tetas con una talla de 110, tienen el poder de atraer las miradas de todos los hombres con los que me cruzo, eso ha hecho que entre nuestras amistades haya pocos matrimonios. Las mujeres somos bastante posesivas y detectamos enseguida a las zorras.

Me encanta calentar al personal, suelo ir con escotes muy generosos que dejan muy poco a la imaginación, además de no llevar ropa interior casi nunca.

Desde hace un  año más o menos mantengo relaciones sexuales con mi hijo. El tiene 20 años, y la fuerza y deseo propios de su edad, además de un miembro digno de un actor porno, con el que me hace gozar muchísimo. Ahora soy la puta de mi hijo y me utiliza a su antojo, entregándome a sus amigos con el consentimiento y participación de Carlos, mi marido.

Mi marido Carlos y yo somos muy activos sexualmente, aunque lo correcto sería decir que la activa soy y que el simplemente no está a mi altura, y mas de una vez se conforma con hacer de mirón o de esclavo, además de gustarle. Yo intento ser la más puta, y él, el más cornudo. Su obsesión es verme con otros hombres, que el mismo se encarga de buscar y traérmelos,  y mientras me utilizan sexualmente él disfruta haciendo de mirón.

Leer entrada xxx »