Relatos De Amor Filial | Relatos eroticos

Relatos eróticos, Relatos porno, Relatos XXX gratis

Después de un despertar tan apetecible como el que disfrutaron, los tres primos desayunaron de forma copiosa, por lo que estaban rebosantes, tanto de sexo, como de batidos con sus respectivas galletas y pan tostado.

Este viernes se encontraban a solas, pues sus padres habían salido de tiendas, no por comprar, sino por hacer algo distinto, según le comunicaron a los gemelos, la prima todavía descansaba despatarrada en la silla, cuando sucedía eso, descansaba con el estómago lleno del semen de su primo, y entre semen y el batido posterior, casi no podía moverse, necesitaba más descanso después de ese despertar y del desayuno que le siguió.

Pasado un rato, a Sandra, que por cercanía de su mano a su pubis, comenzó a acariciarse los labios delicadamente para continuar con su brillante clítoris, absolutamente ardiente,  se le ocurre una idea…

Sandra: Estoy pensando que me dan ganas de ir a tomar el sol mientras hago la digestión del desayuno, ¿os apetece?

Realmente no era su única intención, la de hacer la digestión junto a la piscina, pues ya hacía rato que se acariciaba el clítoris bajo la mesa, pero no solo eso, sino que sentía el calor que le producían sus entrañas a las yemas de sus dedos pues entraban y salían, muy despacito, alcanzando lentamente lo que buscaba, disimulando el placer que estaba a punto de conseguir con su dedo corazón, era evidente que su calentura no había bajado tras lo pasado en el amanecer.

Leer entrada xxx »

Octava parte:

Takumi se levantó aquella mañana con un extraño sabor de boca; y es que la idea de acudir a una entrevista de matrimonio aquella mañana no se le hacía del todo halagadora; más bien era una idea aterradora. ¿Ella, casada tan joven y con alguien que no sabía ni siquiera quién era?

Definitivamente no era algo que la entusiasmara.

Aparte de eso, estaba el tema de que tenía su primer día de trabajo esa misma mañana, a la misma hora de la dichosa entrevista y no quería faltar y que la tomaran como una irresponsable. ¿Qué le diría al señor Kimura cuando llegase al día siguiente, excusándose con que había faltado porque su padre la había llevado a una entrevista de matrimonio? Sí, obviamente sería una excusa muy pobre.

Se metió al baño contiguo a su habitación y se duchó. Eligió del armario un traje de chaqueta beige, con el que se vistió lo más lentamente que pudo. Después de eso se maquilló y peinó con una pequeña coleta que dejaba el resto de su cabello suelto. Cuando el reloj del comedor daba las nueve, bajó por las escaleras.

Leer entrada xxx »

16 octubre, 2012

Siempre que recuerdo los acontecimientos de aquel septiembre me excito…La verdad es que he experimentado y vivido muchas cosas desde entonces, pero el morbo especial que tuvieron aquellos días fue algo único e irrepetible…

Mi vida hasta entonces había sido relativamente normal, como la de cualquier chica…Aunque en el ámbito familiar no había sido muy agradable. Y es que mis padres, aunque puede que fueran buenas y agradables personas si las tenías por amigos, no es que fueran los mejores progenitores del mundo precisamente. Mi infancia estuvo llena de abandono y prácticamente tuve que hacer de madre de mi hermano menor, nacido cinco años después que yo. Nuestros padres siempre pasaban fuera casi todo el tiempo, es verdad que trabajando la mayor parte, pero yo sabía que es que tampoco les gustaba estar en casa. Sin embargo y aunque a veces al pensarlo me parece increíble, salimos adelante bastante bien, y siendo ya adolescente supe aprovecharme de la libertad que me daba su falta de vigilancia y sus ausencias… Desde bien jovencita y, sobre todo cuando entré en la universidad, había sido una chica coqueta, atractiva y, como diría el carca de mi padre si lo supiera, una libertina. Empezando con mi primer novio a los dieciséis y hasta mi último rollo veraniego de aquel año en que trascurrieron los hechos que les voy a narrar, tuve aventuras y escarceos de forma continua y con gran variedad. Había leído muchos relatos y visto muchas películas y todo quería probarlo…

Leer entrada xxx »

25 septiembre, 2012

-Ah, que bien, bueno, lo necesitais, supongo. Lo dije con cara de circunstancias, como si no fuera conmigo

No quería que me vieran saltar de alegría al darme la noticia. Mi madre acababa de decirme que se marchaban ella y mi padre una semana entera de crucero y nos dejaban a mi y  a mi hermano solitos toda la semana. Ya eramos responsables jaja. Yo con 22 y mi hermanito 16. Superresponsables jaja. Todo genial hasta que mi hermanito la cagó. Dos días antes de que se fueran a ir mis padres se rompió el tobillo jugando al futbol. Escayolado de pie hasta la rodilla. Maldito niñato.

Mis padres, mi madre mejor dicho, decidió que con el niño así no se podían ir. Impensable. Hubiera asesinado a mi hermano en ese mismo momento. Una semana toda entera para poder disfrutar sin mis padres, para traerme el novio a casa, para hacer lo que me viniera en gana. No podía permitirlo así que me puse en marcha. Desde el momento en que mi madre dijo de anular el viaje comencé a explicarle los tres mil y un motivos por los que no debían anular el viaje. Iban a perder dinero, mucho, iban a quedarse sin vacaciones por una estupidez. Les explique que yo ya era lo suficientemente mayorcita como para cuidar del crio. Y que me ocuparía de todo. A mi padre ya le tenía convencido pero mi madre seguía reticente. –Pero hija- me decía-es que tendrás que hacerle las comidas y las cenas y ayudarle a vestirse y a ducharse y eso no es trabajo para ti, es trabajo para una madre.

Leer entrada xxx »

21 septiembre, 2012

-                    ¿Te alegras de que haya venido?

 

-                     Claro que sí, ya lo sabes.

 

-                     ¿Tanto como tu amiguita?…, porque esa si  parece que está  contenta de verme.

 

 

Hace tres meses dejé mi casa para venir a vivir con mis abuelos maternos. Después de mucho pensarlo me incliné por Derecho y siempre estuvo claro que cuando me trasladara para estudiar desde Lanzarote, donde vivo, a Gran Canaria me quedaría con ellos. Mi madre, que vino a ver cómo se encontraba su niño del alma , pasaría unos días con nosotros: de compras y para cambiar de aires.

-                     Joder mamá! ¡lo siento mucho, de verdad¡ ¡Te pido disculpas¡ ¡no se qué me pasó¡ ¡lo siento de veras¡

  Leer entrada xxx »

13 septiembre, 2012

Mi tio enfermo muy gravemente y estuvo casi dos años intentando vencer un cancer de próstata, que finalmente le sego su vida a los cuarenta años y con una proyección profesional increible gracias a sus dotes para la musica. Unos meses antes de detectar su enfermadad, se caso con una chica encantadora, muy maja y mas joven que él.

Durante el periodo de la enfermada de mi tio, su joven esposa y mi madre se volcaron intensamente con ´sus cuidados, y yo que disponia de mi primer coche con 19 años, iba y venia como recadero de una casa a la otra a pesar de separarla solo dos kilometros. Cuidaba que a mi tia no le faltase nada, e incluso mi madre me obligo a acompañarla a la peluqueria para que se cuidase, porque ella estaba sufriendo muchisimo por la enfermedad de su marido y abandono su propia vida. Es duro un periodo tan largo de enfermedad y sacrificios, para que un dia mi tio, falleciese.

Leer entrada xxx »

Una madre descubre que su hijo y una amigo se ha masturbado encima de ella, y no parara hasta follárselo.

Hola me llamo Carmen, tengo 52 años, soy morena y muy caliente. Todo el mundo me dice que me conservo muy bien y que soy una mujer muy sexy. Si pudiera os pondría una foto, pero creo que no se puede.

Mido 1.60, mi culo tiene los kilos justos, pero sin estar gordo y mis tetas con una talla de 110, tienen el poder de atraer las miradas de todos los hombres con los que me cruzo, eso ha hecho que entre nuestras amistades haya pocos matrimonios. Las mujeres somos bastante posesivas y detectamos enseguida a las zorras.

Me encanta calentar al personal, suelo ir con escotes muy generosos que dejan muy poco a la imaginación, además de no llevar ropa interior casi nunca.

Desde hace un  año más o menos mantengo relaciones sexuales con mi hijo. El tiene 20 años, y la fuerza y deseo propios de su edad, además de un miembro digno de un actor porno, con el que me hace gozar muchísimo. Ahora soy la puta de mi hijo y me utiliza a su antojo, entregándome a sus amigos con el consentimiento y participación de Carlos, mi marido.

Mi marido Carlos y yo somos muy activos sexualmente, aunque lo correcto sería decir que la activa soy y que el simplemente no está a mi altura, y mas de una vez se conforma con hacer de mirón o de esclavo, además de gustarle. Yo intento ser la más puta, y él, el más cornudo. Su obsesión es verme con otros hombres, que el mismo se encarga de buscar y traérmelos,  y mientras me utilizan sexualmente él disfruta haciendo de mirón.

Leer entrada xxx »

10 julio, 2012

Hoy en día todavía no salgo de mi asombro con lo que ocurrió cuando yo tenía diecisiete años. Todo lo recuerdo con la suficiente claridad y todavía hoy me asombro de mis costumbres de aquella época, una época que yo siempre he considerado peor que la actual, pero que en realidad era mejor, mucho más sincera y con un comportamiento mucho más humano que el de la actualidad.

Yo tenía como he dicho unos diecisiete años y vivía solo con mi madre después de que mis padres se divorciaran. Fue en cierto modo un hecho traumático para mí, pero lo superé con facilidad gracias a mi madre, que siempre fue un gran apoyo para mí. Su comprensión, su naturalidad y su relación de casi amistad fueron siempre facetas que la hicieron más próxima a mí que mi padre.

Los dos nos llevábamos muy bien, éramos como dos amigos. Cuando teníamos un problema lo hablábamos y tratábamos de encontrar soluciones serias entre ambos haciendo uso del conocimiento mutuo que teníamos. Ella encajó bastante bien el divorcio, aunque en realidad era mi padre quien había insistido en él para poder irse a vivir con otra mujer. Al principio mi madre estuvo algo triste ( y quizás esa tristeza y melancolía nunca la abandonó ), pero pronto se puso mejor y aceptó su nueva situación, que en realidad le daba más libertad. Sin embargo, mi madre no quiso buscar otro hombre y decidió quedarse sola.

Leer entrada xxx »


Parse error: syntax error, unexpected '?>' in /home/videosde/public_html/relatoseroticos.me/wp-content/themes/relatoseroticos/footer.php on line 1